miércoles, 3 de junio de 2015

Salmo 103:2

103:2 Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.